¿SABES RELLENAR UNA DECLARACIÓN AMISTOSA DE ACCIDENTES?

accidente de tráfico dos coches enfrentados y dos personas gesticulando

Siempre que se produce un accidente de tráfico, hay que recurrir a las compañías aseguradoras de los implicados para que indemnicen a los perjudicados. Para ello, existen dos tipos de documentos: el parte europeo de accidente o declaración amistosa de accidentes, y el atestado, que lo elaboran las Autoridades como la Policía Local o la Guardia Civil de Tráfico.

Desde luego, lo más seguro es reclamar la presencia de un agente de la autoridad y que formalice el atestado. Sin embargo, en caso de siniestros en que está clara la responsabilidad y no se han registrado daños personales, lo más rápido es rellenar la DAA (Declaración Amistosa de Accidente) o Parte amistoso de siniestro, forma más común de referirse a este documento. Sin embargo, es habitual que se encuentren dificultades para hacerlo cuando se tiene una colisión con otro u otros vehículos.

Cómo actuar en caso de accidente de tráfico.

Ante todo, recuerde mantener la calma y actuar correctamente. Debe asegurar la zona con los triángulos de avería e incluso si es necesario ponerse el chaleco reflectante. A continuación, interésese por el estado de las otras personas y relativice los daños de los vehículos, eso siempre calma los ánimos del más exaltado y allana el camino a una solución amistosa.
Una buena medida previa es tomar fotografías (anime también a hacerlo al contrario) de la posición final de los vehículos, donde es recomendable que se vean las matrículas. También es muy importante localizar testigos (al menos tomarles los teléfonos).

 

A la hora de formalizar la declaración amistosa de accidentes debe usted aportar toda su documentación, especialmente el recibo de seguro,  y asegurarse de que el contrario hace lo propio. En caso contrario puede ocurrir que el vehículo no esté asegurado, el conductor carezca de carnet, etc. y entonces no le queda más remedio que llamar enseguida a los agentes de la Autoridad encargados del tráfico (Guardia Civil o Mossos de Escuadra en carreteras y Policía Local en ciudad).

 

Declaración amistosa de accidentesEl parte amistoso, correctamente cumplimentado, sirve para agilizar la tramitación de los expedientes en los que se hayan producido daños materiales, porque los acuerdos entre aseguradoras” establecen el grado de culpabilidad de cada conductor”, permitiendo una indemnización al perjudicado. También ha de realizarse un parte si no hay segundas partes implicadas, es decir, si por ejemplo se sale de la vía y destroza una señal de tráfico.

 

¿Y si luego aparecen lesiones? No pasa nada, se acude al hospital y se informa de ello a su aseguradora a la par que se le entrega su copia del parte amistoso (pida que le hagan una fotocopia).

Ha de recordar que el parte no tiene validez si el siniestro se produce entre más de 2 vehículos, si se presenta siete días después de producirse el siniestro, o si alguna de las aseguradoras no está adherida a los convenios que dan origen a este sistema.

El impreso está compuesto por 2 hojas autocalcantes, que han de rellenarse completa y correctamente, y ha de ser firmado por los conductores. Cada uno de los implicados se quedará con una de las hojas para entregarla después a su compañía aseguradora.

Si somos Vehículo A o Vehículo B es indiferente: la letra no está relacionada con ser culpable o inocente. Es decir, escribiremos nuestros datos en la columna izquierda o derecha seamos responsables del siniestro o no.

Es importante marcar con una cruz en la casilla que corresponda de la columna central (12) la maniobra que efectuaba cada vehículo, por ejemplo: Vehículo B estaba estacionado, Vehículo A daba marcha atrás. Y también debe anotarse bajo esa columna el número de casillas marcadas.

El parte de siniestro ideal sería aquel en el que tenemos todos los datos que se nos solicitan. Pero, seamos realistas, la mayoría de las veces no disponemos de toda la información o, por las prisas, tenemos sólo un par de minutos. Por eso, os vamos a indicar los datos indispensables para que el siniestro pueda gestionarse sin complicaciones:

  • Fecha, provincia y lugar exacto del siniestro (calle, cruce, etc.).
  • Nombre completo y teléfono de contacto de ambos conductores.
  • Matrícula, marca y modelo de ambos vehículos.
  • Compañías y números de póliza.
  • Datos de lesionado/testigo.
  • Daños materiales de ambos vehículos.
  • Firma, si se ha llegado a un acuerdo, en caso contrario no firmar.

Si tiene observaciones particulares, hágalas en la casilla correspondiente y en el momento de rellenar el parte con el otro conductor. Si el otro conductor hace alguna precisión inexacta, también ha de indicarlo.

Recuerde que la firma de este documento por ambas partes, supone estar de acuerdo con las circunstancias descritas. Por ello, en caso de que no se llegue a un acuerdo, tomaremos nota de los datos del contrario pero no firmaremos la declaración amistosa de accidentes.
Si existe acuerdo y nuestro parte está cumplimentado correctamente y firmado por todas las partes, por lo general, se acortará el tiempo de gestión del siniestro así como nos evitaremos sorpresas desagradables como rechazos de siniestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *